EnglishEspañol

NOTICIAS

OPINIÓN | Proponer para transformar, por Juan Carlos Feres

Columna de Juan Carlos Feres, Presidente Fundación Superación de la Pobreza.

La nueva generación de políticas para Chile debe hacerse en colaboración con la sociedad civil. Somos estas organizaciones las que llegamos con mayor profundidad a la comprensión de los problemas que afectan a Chile en su tremenda diversidad.
JC Feres

Ayer jueves 16 de noviembre, en conjunto con TECHO-Chile, Ciudadano Inteligente, Educación 2020, Todo Mejora y varias instituciones de la sociedad civil, hicimos una llamado a las nuevas autoridades que serán elegidas este domingo, a que valoren de una manera más pragmática y colaborativa el trabajo complementario que desarrollan las organizaciones de la sociedad civil en nuestro país, específicamente en materia de propuestas de política social. Ese llamado lo realizamos con la convicción de que Chile requiere una nueva generación de políticas sociales, más pertinentes a la realidad del país y que favorezcan la participación real de la ciudadanía en su diseño e implementación, de lo contrario, seguiremos con planes y programas centralistas y estandarizados, que no responden a la diversidad y prioridades de los territorios, y que en buena medida subestiman las capacidades regionales y locales de acción.

Para nuestra Fundación, la participación resulta un tema crucial, no sólo para la pertinencia y éxito de las políticas sociales, que de por sí ya son factores muy importantes, sino que también porque creemos, como lo hemos planteado en nuestra propuesta Umbrales Sociales 2017, que la pobreza hoy en día pasa por un tema relacional a nivel de toda la sociedad, que exige actuar sobre aquellas prácticas que han hecho perdurar el asistencialismo, así como la excesiva dependencia y subordinación de las personas afectadas tanto a las instituciones públicas como privadas, que toman decisiones o intervienen en el desarrollo de sus proyectos y estrategias de vida.

La cada vez más escasa participación de nuestros compatriotas en las decisiones que nos afectan a todos, y que se ve plasmada como un duro ejemplo en las elecciones, debilita nuestra democracia, aleja a los ciudadanos de la cuota de poder a la que tienen derecho y genera las desconfianzas sociales que tan caro nos están costando, a nivel de la desafección de la ciudadanía por la política y el desinterés en las decisiones para el bien común. Esta balanza hay que equilibrarla, y en ese sentido, la sociedad civil ofrece una clara oportunidad para enriquecer y reencausar las políticas sociales.

De allí que planteamos que la nueva generación de políticas para Chile debe hacerse en colaboración con la sociedad civil. Somos estas organizaciones las que llegamos con mayor profundidad a la comprensión de los problemas que afectan a Chile en su tremenda diversidad. Somos nosotros quienes nos ganamos poco a poco la confianza de las comunidades más aisladas, quienes trabajamos temas críticos a una escala de base que para el Estado resultaría muy difícil alcanzar, tenemos experiencia, diagnósticos robustos y formulamos propuestas de políticas sociales en distintos temas.

Representantes de organizaciones firmantes en el seminario Proponer para Transformar.

Representantes de organizaciones firmantes en el seminario Proponer para Transformar.

Como organizaciones con intereses, experticias y experiencias diversas, ha resultado un esfuerzo muy positivo el podernos articular, aprender a conocernos, e innovar juntos, aun cuando estamos conscientes de que queda todavía mucho por avanzar en cuanto a fortalecer el trabajo en equipo y en red. No obstante, es evidente que representamos un importante activo de la sociedad en su conjunto, que tanto el Estado como el mundo privado debieran valorizar e integrar de manera más amplia, decidida y virtuosa.