EnglishEspañol

NOTICIAS

Promedios, pobreza y pensiones

Ayer vi la entrevista en TVN al creador de AFP, que se centró esencialmente en los promedios y en el modelo económico que supuestamente salvó a Chile de la pobreza. A estas alturas ya hemos comprobado, especialmente en un país tan desigual como el nuestro, que crecimiento e ingreso percapita, u otros indicadores de la macroeconomía, en el contexto de una sociedad tan fracturada socialmente, son apenas, simples promedios.

La mirada de los promedios suele ser perversa porque invisibiliza la realidad tanto de los que están por sobre como de los que están por debajo. Como tanto se ha citado, dice Nicanor Parra “Hay dos panes. Usted se come dos. Yo ninguno. Consumo promedio: un pan por persona”. Una inmensa cantidad de chilenos queda muy por debajo de los promedios porque hay muy pocos que tienen mucho, y distorsionan las mediciones de una macroeconomía insensible a procesos socioculturales como la segregación, la falta de oportunidades y la pobreza multidimensional. Si se sigue pensando que la pobreza es solamente “tener ingresos” es que nos quedamos en el pasado, porque no sirve de mucho tener ingresos y no tener calidad en salud, educación, vivienda, o trabajo.

Además, si hablamos de promedios, hablemos de lo que corresponde también a ellos: un ingreso percapita de US$23.000 se celebra en Chile y se dice que es similar al de países más desarrollados como Portugal. La diferencia, la trampa del promedio, es que en Portugal el 55% de la población obtiene ese ingreso percapita, mientras que en Chile, apenas el 9%.

El desafío de un país, no es solo producir riqueza, es distribuirla, y lamentablemente en nuestro país no hemos podido, no hemos sabido y no hemos querido distribuir esa riqueza, un ejemplo de ello, son las míseras pensiones.