EnglishEspañol

Umbrales Sociales para Chile

Desde 1996, la FSP ha elaborado, entregado y divulgado un documento de propuestas de política social, consensuadas por los miembros de su Directorio. Estas buscan realizar una contribución al debate sobre la pobreza y su superación, así como también persigue comprometer a los principales actores políticos en torno a su estudio y eventual implementación.

Con esta acción, la Fundación reitera uno de los propósitos que originaron al Consejo Nacional para la Superación de la Pobreza en 1994, antecesor institucional de la FSP, el cual fue aportar reflexión y consensos desde la Sociedad Civil para contribuir a la resolución de esta problemática.

2017

Nuestra nueva propuesta de política social, basada en los aprendizajes de más de dos décadas monitoreando el fenómeno de la pobreza en diversos territorios, plantea un robusto diagnóstico respecto de la vivencia de la pobreza en el Chile de hoy y la gran exigencia que esta nueva situación plantea a las políticas sociales.

Hoy la pobreza se desenvuelve en un marco de relaciones sociales muy particular, las cuales están a la base de sus dinámicas de generación y persistencia. Las políticas de alivio a la pobreza, tales como bonos, empleos de emergencia o subsidios monetarios, suelen generar en las personas efectos objetivos y subjetivos positivos, pero sólo durante períodos relativamente cortos de tiempo. Con frecuencia, estos beneficios presentan una curva decreciente en los niveles de satisfacción que la gente reporta obtener de ellos. Ya sea porque la calidad del bien o servicio no es buena, o porque sus formas de suministro resultan humillantes o vergonzantes (las personas deben ser fichados o rotulados en diversos niveles de pobreza, “compitiendo” entre ellos; o reciben un trato vejatorio, etc.), o porque el resto de la sociedad les asigna una escasa valoración (ya que se les asocia a un bajo estatus). En este sentido, las personas que acceden a estos programas paliativos, pese a estar materialmente mejor gracias a ellos, comienzan a manifestar un desaliento progresivo, sensaciones de aislamiento social y falta de autonomía, que los lleva a conceptualizar su realidad como pobreza encubierta.

La pobreza es un fenómeno que afecta en forma sistémica la existencia de los seres humanos. Restringe su tener, que suele ser lo más evidente ya que las personas que están en esta situación, comúnmente tienen pocas cosas. Pero tanto o más importante que aquello, la pobreza también constriñe seriamente las posibilidades de ser, estar y hacer de los individuos en nuestra sociedad, afectando su realización como seres humanos y su capacidad de elegir el modo de vida que valoran.

Planteamos que, en nuestro país, la vivencia de la pobreza no se vincula tanto a la ausencia de recursos, como sí a su mala distribución y a los problemas de enfoque y/o malos arreglos culturales que limitan su adecuada utilización. Así, el centralismo político-administrativo de nuestro país, las prácticas que segregan a las personas en pobreza en determinados barrios o territorios, escuelas, centros de salud o trabajos; la falta de participación de las personas en las decisiones que les afectan, y políticas asistencialistas que además estigmatizan y rotulan a las personas, son algunos de los aspectos que configuran el marco relacional que constituye el planteamiento central de esta propuesta.

No podemos olvidar que las políticas sociales también son formas de construir sociedad, transmiten mensajes y concepciones implícitas y explícitas sobre la pobreza, sus causas y vías de solución. Sus consecuencias no son inocuas por que establecen modos de relación con los ciudadanos y habitantes afectados. Es imperativo que los programas sociales dejen atrás las antiguas concepciones de la pobreza y del sujeto que la experimenta. En ese sentido, proponemos un nuevo esquema de política, donde seamos capaces de convocar e invitar a la población a construir sociedad y forjar un destino común.

DESCARGA DE DOCUMENTOS

 

icon_pdf Umbrales Sociales para Chile 2017

icon_pdf Umbrales Sociales para Chile 2017 - Resumen ejecutivo